¿CÓMO ELEGIR UN VIBRADOR?

La mayoria de mujeres sueñan con tener un vibrador, de hecho, el 44% de las mujeres entre 18 y 60 años ha utilizado alguna vez un masajeador personal. Todas sabemos las razones obvias por las que adquirimos un amiguito con pilas: orgasmos más intensos y más frecuentes por ello te damos uno consejos para que puedas adquirir el mejor:

Estética: Es importante que el vibrador sea visualmente atractivo. Existen miles de formas, tamaños y colores que pueden llenar tus expectativas.

Tamaño: En este caso, el tamaño del vibrador sí importa. Debes sentirte cómoda con él, sin que te moleste o poder llevarlo a dónde tú quieras.

Fuerza y Poder: Algunos dildos cuentan con velocidades, para que lo adaptes a tu ritmo. Además, busca los vibradores que utilicen pilas AA y no de reloj, ya que son más fáciles de conseguir a cualquier hora del día.

Volumen: Antes de comprar un vibrador confirma que no haga mucho ruido, para que puedas usarlo plenamente.

Material: Revisa el tipo de material con el que está elaborado el  vibrador; evita que esté elaborado con productos químicos como el ftalatos, que se utiliza para ablandar el PVC. Lee la etiqueta antes de pagarlo.

Durabilidad: Explora cada milímetro del vibrador y pregunta por su durabilidad. Si gastas hazlo que sea con algo que sea de tu agrado y de buena calidad.

Precio: Existen muchos vibradores en el mercado, por lo que encontrarás por lo que encontrarás todos los precios que puedas imaginar. Adquiere uno que se ajuste a tus finanzas y a tus gustos.

Existe una gran variedad de vibradores, aquí te dejamos un listado de los más comunes:

Bala vibradora: es súper potente, tiene unos relieves en su superficie que ayudan a la estimulación. Se coloca en el dedo y ayuda a estimular toda la vulva o la parte del cuerpo que se quiera y aunque es pequeña, permite hacer micro penetraciones en la entrada de la vagina que es la zona más sensible de ésta.

Hay otras balitas diferentes que vienen con control remoto y tienen diferentes niveles de vibración, casi siempre se utilizan para masajes externos.

Vibrador clásico: se le dice clásico por el tamaño (entre 14 y 15 cm), es liso, duro, suave, tiene diferentes niveles de intensidad. Viene en su presentación normal, pero muchas veces traen unos vestiditos para jugar y cambiarle la superficie y con esto variar las sensaciones.

Vibrador para Punto G: el infame y misterioso punto G. Si alguna de ustedes aún cree que el punto G no existe, por favor, compren uno de estos vibradores. Delicadamente construidos y perfectamente angulados, estos vibradores han sido diseñados para poner un ligera presión (como un masaje sutil) en el punto G, situado aproximadamente a 5 centímetros dentro de la vagina en la parte superior de la pared frontal. Algunos de estos vibradores incluyen extensiones para clítoris así que, también puedes tener ese orgasmo combinado que mencionamos más arriba.

La mariposa vibradora: en las piernas se ponen las cintas que trae, como si fuera una pantaleta; así la mariposa queda por fuera pegada completamente a la vulva; éste no es un vibrador con penetración, su función es estimular toda la parte externa, sin embargo tiene piquitos para tener diferentes sensaciones. Normalmente es para aquellas personas que prefieren no jugar con penetración cuando están solas, sin embargo, si estás en pareja también sirve, te lo colocas bien arriba y dejando libre la vagina para que pueda haber penetración.

Vibradores anales: casi siempre son aquellos que empiezan muy delgados en la punta y se van agrandando después, estos traen una base que permite retirarlo para que el ano no encapsule el juguete.

Muchas personas por pena de ir a una tienda, se ponen a jugar con cosas que encuentren en su casa, muchas veces estos objetos no tienen base para ser retirados y el ano los encapsula, si esto pasa hay que ir al médico de inmediato porque hagan lo que hagan no van a poder soltarlo sin ayuda profesional.

Y el mejor de todos

Vibrador Rabbit

Quizás el más común de todos los tipos de vibradores. Obtiene su nombre porque la mayoría de los vibradores rabbit tiene las icónicas “orejas de conejo” al final del estimulador de clítoris. Este tipo de vibradores son fácilmente reconocibles no sólo por esta característica sino también porque están hechos de dos partes distintas:

Un brazo largo, generalmente incluye un motor vibratorio y características adicionales como perlas de rotación, etc. Específicamente diseñadas para inserción y estimulación vaginal.

Un segundo brazo más corto con la punta de orejas de conejo o alguna característica similar, diseñada para la estimulación del clítoris.

Para orgasmos combinados (involucran cualquier combinación incluyendo vaginal, punto G y orgasmos clitorianos simultáneamene), este es el estándar y la manera en cómo funcionan.

Blogs:

Intimina

Emedemujer

 

 

Trackbacks y pingbacks

No hay un trackback o pingback disponible para este artículo.

Dejar una respuesta